Estrategias para Vender Arte por Internet
5 (100%) 6 votos

Esta entrada va dirigida a todos aquellos que tienen una vena artística y se han planteado en algún momento sacarle un rendimiento económico a su trabajo, ya sea a tiempo completo o no. Vender arte por internet está al alcance de tu mano. No importa realmente si eres pintor, escultor o si lo tuyo es la artesanía. Todos tienen su hueco en Internet y cuanto antes te decidas a lanzarte a este gran mercado antes podrás beneficiarte de su enorme repercusión. No olvides que debes darte a conocer como artista y a partir de ahí ir mostrando al mundo tus creaciones.

¿ Necesitas un profesional del posicionamiento web en Cantabria ? Cuenta con JaimeBermejo.com

¿ Necesitas un profesional del posicionamiento web en Cantabria ? Cuenta con JaimeBermejo.com

Protege tus creaciones

Antes de empezar a vender arte por internet y dependiendo del tipo de obras que crees puede ser interesante registrarlas para evitar futuros problemas de propiedad intelectual u originalidad de las mismas. Parece obvio para obras de gran valor unitario, pero también puede serlo también para otros elementos  de menor precio de venta, que debido a su éxito te veas obligado (bendita obligación) a reproducirlos en masa. Hay determinadas herramientas online para realizar este registro, te recomiendo SafeCreative, una web que ya tiene registradas más de 2 millones de obras a día de hoy. Tiene versión gratuita e incluso las de pago son bastante asequibles teniendo en cuenta los quebraderos de cabeza que te puede ahorrar en el futuro.

Las fotografías de las obras, tu carta de presentación

Antes de seguir hay que tener en cuenta que las ventas entran por los ojos. Por supuesto, en el Arte este hecho se ve acrecentado por el aspecto visual del bien que se quiere vender. Debes disponer de imágenes de una calidad acorde a lo que quieres publicitar. Si son pequeños artículos de artesanía, puede ser suficiente con unas buenas fotografías “caseras”, pero si ofreces obras de cientos o miles de euros, no puedes quedarte ahí, debes acudir a un fotógrafo que dará ese toque profesional que necesitas.

Vender arte en Internet

Realizar buenas fotografías a tu obra puede ser la diferencia entre vender arte en Internet y no hacerlo

La ventaja de todo esto es que puedes empezar de manera progresiva si quieres, pero si te decides a ser tú el fotógrafo, dedica tiempo a mejorar tus capacidades y conocimientos al respecto. En internet hay miles de recursos y consejos para al menos sacar unas fotos dignas de tu obra. Es decisión tuya escatimar recursos económicos (aunque sólo sea de momento), pero si lo haces, no escatimes en tiempo y esfuerzo; de nada sirve que seas un extraordinario artista si las fotografías de tu obra son mediocres. Si son obras en tres dimensiones es obligatorio que muestres fotografías de las diferentes vistas y detalles de la misma. Y porque no un vídeo…

Idioma para vender Arte Por Internet

Dependiendo de si aspiras a la venta internacional o no, te recomendaría el uso sobre todo del inglés como lengua principal. No hay que obsesionarse tampoco, pero si es cierto que si a corto plazo vas a vender fuera, el utilizar el inglés multiplica por 10 tu público objetivo (especialmente en el mundo del arte convencional).

No obstante, si tu nivel es bajo o si te conformas con una venta más “local” no hay inconveniente por utilizar el español. Siempre habrá tiempo de dar ese paso más adelante, pero tenlo en cuenta.

Desarrollo del Branding

Qué es el Branding

Es un anglicismo utilizado en Mercadotecnia que hacen referencia al proceso de construir una marca. Esta marca puede ser corporativa o personal. En algún momento debes elegir si quieres vender bajo un nombre de marca o a través de tu propio nombre como artista. Este paso es muy importante para dar todos los siguientes. Aunque hay casos mixtos, para las obras de arte convencionales lo habitual suele ser centrarse en el Branding Personal y en el caso de productos más generalistas, en masa o mainstream, se suele optar por una marca comercial.

Branding personal para vender arte en internet

Tienes que destacar para conseguir ser un referente no sólo artístico, también mediático

No olvides que el producto artístico está imbuido por muchas connotaciones de carácter inmaterial que trascienden la propia ejecución y resultado de la obra, y una de ellas es la percepción de la autoría.

Redes Sociales Generalistas

No hay mejor medio para comenzar a promocionarnos que las redes sociales. Aunque puedas pensar que pierdes tu tiempo, son muy importantes para tu estrategia de Branding y como consecuencia para vender arte por Internet. Son gratuitas, con gran capilaridad a la hora de difundir nuestros contenidos y con una curva de aprendizaje muy rápida, ya que en nuestro a día usamos alguna de ellas.

Creación de perfiles en las diferentes Redes Sociales

Debemos dedicar algo de tiempo a la creación inicial de perfiles en las diferentes redes sociales, ya que deberemos dar una imagen profesional y coherente entre unas y otras. Trabaja un pequeño texto de presentación que adecuarás a las peculiaridades de cada red social. Te recomiendo hacer pequeñas variaciones en este texto de introducción para hacerlo algo diferente en cada plataforma en que nos registremos, pero siempre manteniendo una misma “línea editorial”. Evidentemente estas redes sociales jamás deberás usarlas para uso personal. Son una herramienta de venta que debe dar una imagen aséptica en cuanto a lo que a opiniones se refiere. Si tienes ahora o en el futuro una página web, no dudes en incluirla en cada una de las plataformas.

Arte y Redes Sociales

Las redes sociales pueden ayudarte a difundir tu obra y tu propia marca personal

Publicación de Contenidos

Deberás incluir en tus rutinas la publicación de contenidos en tus redes sociales. Sólo con subir a las redes una noticia cuando acabes una obra no es suficiente. Puede pasar mucho tiempo entre una y otra, y no estarás aprovechando todo el potencial de estas plataformas (especialmente en Twitter). Existen herramientas que te permiten establecer un calendario de publicaciones, con las que podrás de una manera sencilla programar la repetición de publicaciones (TweetDeck por ejemplo). No pasa nada por repetir publicaciones, si se hace con un poco de cuidado y siempre que no se llegue a saturar a nuestro público objetivo. Lo importante es no dejar días enteros sin actividad, que al final consigue que nuestros seguidores no se enganchen a nuestra marca (ya sea personal o no).

No te centres únicamente en la presentación final de tus obras, puedes publicar acerca de otros aspectos relacionados con tu actividad:

  • Cuando asistas o impartas a una conferencia o curso.
  • Cuando acudas a una exposición.
  • Si organizas algún evento.
  • Aspectos más íntimos de tu creación (la etapa intermedia de un proyecto o boceto, un detalle de tu estudio, una idea que te asalta…).

No olvides que este tipo de plataformas de microblogging son fugaces, las publicaciones vuelan en los diferentes “timelines” y a las pocas horas son ya historia. Pero no hay que desilusionarse por ello, ya que son un puntal básico dentro del Marketing Digital. Ser constante y tener clara una estrategia dará resultados a medio y largo plazo. Por un lado favorece nuestra visibilidad como marca (además de la de nuestras propias obras) y por otro fortalecerá la autoridad de nuestra página web (que veremos un poco más adelante).

Redes Sociales Convencionales

Facebook

Crea una página de Facebook (¡no un perfil de usuario!). Es la opción idónea para empezar, ya que podrás invitar a tus amigos a que te sigan. Dirige tu atención sobre todo a aquellos que tengan relación con el arte, serán muy importantes a la hora de difundir tus contenidos.

Grupos de Facebook

Ahora sí, con tu perfil personal puedes buscar grupos de Facebook de una temática similar a tu rama del arte y allí interactúa. De vez en cuando publica los contenidos de tu página de Facebook.

Twitter

Una red importantísima y con gran capacidad de viralización de contenidos. El tweet que menos te esperes puede resultar un bombazo.

Pinterest

Esta red es idónea para todo lo relacionado con creatividad, no dudes en publicar aquí tus contenidos. Además tiene como ventaja que sus enlaces son muy apreciados para posicionar tu página web (cuando la tengas).

Instagram

Es una red social centrada en la fotografía y que mejor lugar para compartir fotos de calidad de tus obras.

Google+

Tener tu perfil en Google+ es obligado, aunque quizás no sea la red social más utilizada, si que nos hará visibles de cara a Google. Y veremos más adelante que esto es vital a largo plazo.

Si además tienes una idea de negocio de carácter local, deberías darte de alta en Google My Business. Aunque no tengas local físico, siempre puedes darte a conocer como un profesional artístico que desarrolla su actividad en un lugar determinado (tu ciudad o provincia por ejemplo).

Además Google+ te permite utilizar una herramienta muy interesante como son las Comunidades. Únete a ellas (funcionan de manera similar a los grupos de FB) y publica de manera habitual.

Flickr

Una red social en la que hay publicadas 13.000 millones de fotografías no se puede descartar.

Youtube

Publicar de vez en cuando un vídeo con tu obra allí puede tener efectos muy beneficiosos en tu estrategia digital. De hecho en la propia búsqueda de Google ya aparecen resultados provenientes de Youtube.

Linkedin

Es la red profesional por excelencia, te podría poner en contacto con profesionales muy reputados. Aunque a día de hoy, en el mundo del arte no esté tan difundida, no te será difícil encontrar muchísimos perfiles que pueden ayudar a hacer crecer tu reputación. Sé concienzudo en Linkedin a la hora de indicar tu formación.

Tumblr

Esta red de Microblogging, aunque minoritaria, no hay que dejarla a un lado. Es una forma estupenda de publicitar tus creaciones entre una audiencia de perfil “creativo”.

Redes Sociales “Artísticas”

Existen numerosas redes sociales pensadas específicamente para artistas, y aunque su repercusión será menor cuantitativamente que en las redes “generalistas”, las posibilidades que pueden ofrecerte son enormes. Destacan Meetin Arts y Olemiarte.

Networking

El networking es el establecimiento de redes de contactos, con un fin profesional. Puede ser presencial (el que todos conocemos, asistiendo a eventos y relacionándonos con la gente) u online. Aquí entran precisamente las redes sociales. No sería una buena estrategia utilizar nuestras redes sólo para promocionar nuestra obra, sin hacer “guiños” a otros artistas. Como mínimo la mitad de nuestras publicaciones deberían hacer referencia a la de otros. De esta forma nos daremos a conocer a estos profesionales (aumentando la posibilidad la creación de sinergias con perfiles de nuestro sector) y por la otra daremos a nuestra audiencia la impresión de que no siguen símplemente a una “máquina de hacer dinero”.

Portafolios digitales

A medio camino entre las redes sociales y los marketplaces (los veremos más adelante) están los portafolios digitales. Son webs donde podrás exponer tu obra digitalizada para darle repercusión y difundirla. Destacan DevianArt y Behance.

Página Web como recurso principal para vender arte por Internet

Hasta aquí hemos estado hablando básicamente de la primera parte de lo que debería ser la identidad de un artista, pero necesitas de un lugar que no dependa de las idas y venidas de las empresas de Silicon Valley; al fin y al cabo quien sabe donde estarán Instagram, Flickr o Pinterest, dentro de 10 años. La página web de cualquier empresa es la piedra angular de la que debe salir la información y de ahí distribuirse a las redes sociales.

Página web como centro de las ventas de arte en Internet

La página web debe ser el centro neurálgico de nuestra obra online.

En tu web debes publicar todo de ti: exposiciones, menciones en prensa, eventos y premios. No debe faltar una amplia descripción de ti como artista y en que movimientos te sientes más cómodo. Por supuesto que el catálogo de la obra es algo sustancial, pero dotándolo de algo más (fechas, títulos y descripciones en profundidad de cada una de ellas).

Si lo piensas, normalmente cuando buscamos algo en internet, lo hacemos a través de Google. No tener página web propia da una imagen pobre de cara a un comprador y pone nuestra reputación en manos de otros. Debemos, como mínimo, acabar logrando que cuando alguien busque nuestro nombre, ser los primeros en el buscador.

La página web, simplificando mucho podría ser de tres tipos:

  • Un pequeño blog gratuito alojado en Blogger o WordPress.
  • Una página web creada con WordPress que gestionemos nosotros mismos.
  • Una página realizada a medida por un diseñador web.

La primera opción, sinceramente es muy pobre. Para un comienzo nos podría valer, pero tarde o temprano deberemos dar el salto a una verdadera página web.

La tercera de las opciones puede conllevar un considerable esfuerzo económico y en ocasiones crear una web “estática” no es la mejor idea si lo que queremos es no depender de nadie a la hora de hacer un cambio.

Yo te recomendaría la segunda opción, crear tú mismo la web con WordPress. Es muy sencillo, te da multitud de posibilidades (gratuitas o de pago, según quieras) de personalización, apariencia y gestión. Además si no te ves capaz, por muy poco dinero un especialista te lo puede poner a punto para echar a andar y a partir de ahí gestionar tú mismo las publicaciones, el diseño, etc. Pero vayamos por partes:

Elección de Nombre de Dominio

Debes elegir un nombre de dominio y un gTLD. No te asustes, si nos fijamos en la dirección jaimebermejo.com, jaimebermejo sería el nombre del dominio y el .com es el gTLD.

Nombre del Dominio

Pon a funcionar tu creatividad, pero sin volverte loco. Si eres un artista, utiliza tu nombre tal y como quieras que te conozcan. Si vas a publicitarte como marca, seguramente tengas más que claro el nombre de la marca.

Elección de gTLD

Simplificando mucho, se suele optar el .com, ya que es global. A veces, si tienes una visión local puedes elegir un .es (para España) o el de tu país. No te preocupes, se puede hacer que todas las direcciones apunten a tu web, sin necesidad de tener más de una. En el mundo artístico habrás visto que existe el .art, depende de ti.

Compra de dominio

Los dominios se compran por años (si lo compras un 15 de Junio, lo tendrás activo hasta las 23:59 del 14 de Junio del año siguiente). La compra se realiza a través de proveedores de dominios. Hay muchísimos (dondominio.com, godaddy.com, etc.). Los precios son bastante estándar y rondan los 10-15 euros anuales (en ocasiones verás que si lo contratas por primera vez tienes descuento el primer año).

Puedes encontrarte con la circunstancia de que a la hora de contratar el dominio, se encuentre ya registrado. Tenemos un problema entonces. Lo habitual en este caso (salvo que tengas registrada tu marca y quieras litigar por la propiedad del dominio) es buscar un nombre o gTLD diferente.

Contratación del Hosting

Si ya tenemos una dirección de internet a nuestra disposición, debemos crear una página web para que esa dirección apunte a él. Para ello necesitamos un servicio de Hosting o Alojamiento. Al final, un website es una serie de archivos, ya sean fotos, documentos o vídeos, colocados de una manera organizada (simplificando mucho). Estos archivos han de alojarse en un hosting (una vez contratado el propio servicio técnico del servicio te ayudará con la redirección del dominio hacia tu alojamiento). En este punto hay que tener en cuenta que hay diferentes servicios y muy dispares precios. Desde unos 50 euros anuales puedes hacerte con un alojamiento. Pero en este caso, si que importa que sea de calidad. Personalmente te recomiendo el de WebEmpresa, la respuesta es espectacular y el trato único.

hosting wordpress seguro

Instalación de WordPress

WordPress es un sistema de creación y gestión de blogs y páginas webs. No voy a entrar en detalle en ello, ya que haría de esta entrada una enciclopedia. Los primeros pasos son muy sencillos, e incluso si no te ves capaz, cualquier profesional te lo puede instalar y configurar en menos de una hora.

Elección del Tipo de Blog

Al final esta decisión tendrá que ver más tarde con el aspecto que queramos dar a la web. Podríamos sintetizar las posibilidades en estas tres:

  • Un blog o página corporativa, donde mostraremos nuestras creaciones, pero sin dar opción a contratar de manera directa. El comprador deberá ponerse en contacto con nosotros (mediante mail, teléfono, Skype, personalmente…) para realizar la operación.
  • Una tienda online con opciones de contratación directa. WordPress tiene plugins (módulos que podemos instalar al sistema) que facilitan tanto la creación de una tienda online como la gestión de pasarelas de pago (tarjeta, Paypal, etc.).

Todo tiene sus pros y sus contras. Yo te recomendaría lo siguiente:

  • Si el valor unitario de tus obras es alta, puedes evitar la tienda online. El comprador de este tipo de arte quiere verlo antes in situ.
  • Si tienen un valor unitario medio, inicialmente me decantaría por la opción de página estándar, ya habrá tiempo de dar el salto.
  • Teniendo productos de un coste bajo y además tu producción es alta, es el escenario ideal para montar una tienda online. Gestionar un gran volumen de ventas sin una herramienta como esta puede llevarte demasiado tiempo y apartarte de la creación.

De todos modos tu decisión no hará que no puedas cambiar en el futuro (de hecho en muy poco tiempo con WordPress puedes pasar de una a otra). Si te decides a montar una tienda online te recomiendo investigar el plugin WooCommerce, que prácticamente es el estándar internacional. Encontrarás infinidad de información en internet sobre el mismo.

Mejorando nuestra Reputación Online

Ahora que tenemos redes sociales y página web, debemos paulatinamente aumentar nuestra presencia en internet. Esto hará que tengamos una mayor difusión de nuestra marca tanto en el mundo físico como en el virtual. Para vender arte por internet no basta únicamente ser creativo, hace falta ser conocido. Te doy algunas ideas:

  • Consigue suscriptores a tu blog/página. Revisa el pluginMailMunch por ejemplo. Permite incluir pequeños formularios que inciten a suscribirse a tus contenidos. Conseguir que la gente se suscriba a tu página hará que en el futuro tengas una lista interesante de personas que previsiblemente están interesados en tu trabajo. Quizás ahora no le veas el potencial, pero imagina que dentro de cinco años lanzas un correo masivo a las 3.000 personas que se han suscrito a tu página web informándoles de la creación de una nueva obra. Las posibilidades de venderla se multiplican.
  • Escribe en algún medio especializado o local. Dirígete a publicaciones online y proponles escribir un artículo de opinión sobre temas relacionados con tu arte. Te harás una reputación online y también ampliarás tu círculo de potenciales clientes.
  • Si tu obra es medianamente conocida, no lo dudes y escribe tú mismo un MUY breve artículo en la Wikipedia. Estos artículos tienen una gran influencia, pero deben ser validados por administradores, por lo cual ni pongas una biografía completa ni tampoco seas demasiado generoso hacia tu trabajo. Queremos que aprueben el artículo y para ello lo ideal es comenzar con una pequeña reseña y con varias referencias (entrevistas, noticias de exposiciones y demás) que evidencien que es un artículo digno de la Wikipedia. Ya habrá tiempo de ir completándolo poco a poco.
  • Mejora el posicionamiento orgánico (SEO) de tu página web, cuanto más accesibles seas en las búsquedas de Google, más visitas tendrás y mayores serán las posibilidades de venta. Puedes echar un vistazo a mi “Guía para Mejorar Posicionamiento Web“.

Canales de venta y MarketPlaces

Siempre tendremos las clásicas casas de subastas que en muchos casos han abierto secciones online, advirtiendo el potencial que tiene internet. Pero muchas veces hace falta ser muy conocidos para optar a vender en ellas, además de llevarse jugosísimas comisiones que puede ahorrarte mediante otros canales de venta. Los marketplaces son plataformas más sencillas y al alcance de todos que permiten vender arte por internet. La finalidad de estos marketplaces es la de permitir al usuario que venda sus productos de una manera más directa.

MarketPlaces genéricos para vender arte por internet

Los productos artísticos tienen cabida en ellos, si bien habrás de evaluar si tu tipo de arte puede venderse en cada uno de estos lugares según sus peculiaridades. Además deberás tener previsto el sistema de envío que vas a utilizar y sus costes, un tema en absoluto baladí que puede darte más de un quebradero de cabeza.

eBay

Es muy versátil, cabe cualquier tipo de venta: desde pequeña artesanía a obras de arte de un precio alto. Tiene comisiones de venta fijas cada vez que quieras vender un producto (a precio fijo o mediante subasta) y un porcentaje de comisión en función del precio de venta.

Amazon

Quizás se pueda enfocar más a artículos de precio medio o bajo. Tiene comisiones de venta también.

WallaPop

Es una plataforma de venta fundamentalmente pensada para el cara a cara. También puedes negociar con compradores acerca de envíos. Para ventas de coste bajo y en especial con objetos de artesanía funciona muy bien.

MarketPlaces específicos de tu sector

Vender arte en MarketPlace

Existen MarketPlaces en internet que te permiten vender tu obra.

Artelista

Quizás la plataforma más potente en lengua española para vender arte por internet. Es una galería vitual, donde los artistas pueden exponer sus obras y establecen su precio de venta. Más de 1 millón de obras de arte registradas.

ArtQuid

Fundada por Rudolph van Valkenburg. No cobra ninguna comisión y puedes publicar tu portafolio.

ArtPrice

Puede ser considerado como el líder mundial en lo que a información sobre el mercado del arte se refiere. Más de medio millón de artistas forman parte de su catálogo. Se habla de casi de 2.000.000 de usuarios mensuales. Un mercado más que interesante y a tener en cuenta. Puedes publicar gratuitamente un anuncio y el coste de creación de una galería virtual aunque caro puede ser tremendamente rentable.

Etsy

Enfocada sobre todo a lo que destile aroma de vintage, pero también al arte mainstream. Te puede dar muchísimas visitas y en el mundo anglosajón es un referente en cuanto obras vendidas.

Inprnt

Plataforma de venta de impresiones de tus trabajos de diseño o ilustración. Son ellos los que se encargan de la impresión y el envío al cliente.

Saatchi art

Una galeria online dedicada a la venta de obras originales de pequeño y gran tamaño. El porcentaje de comisión para el artista es de las mejores del mercado.

500px

Es un marketplace destinado a fotógrafos. Podrás exponer y vender tus fotografías en esta plataforma.

Conclusiones

No veas este artículo como algo que tengas que hacer ya. Te recomiendo escribir una hoja de ruta para ir desarrollando tu imagen online de manera paulatina. Verás que una vez que eches a rodar las primeras fases todo fluirá naturalmente. Espero que este post titulado “vender arte por internet” te haya gustado y sobre todo que le puedas sacar rendimiento.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Social Media

Aumentar seguidores en Instagram de forma natural y automatizada ▷ Trucos

Aumentar seguidores en Instagram es posible con nuestros consejos ✅ Te damos trucos para conseguir followers en Instagram de forma natural y automatizada.

Social Media

Influencia en Redes Sociales: Klout y su Futuro

Klout es una herramienta web gratuita que refleja la influencia social de una persona a través de las redes sociales. En este post aprenderás más de ella.

Social Media

Los 59 mejores Grupos y Comunidades de Marketing y Social Media

En esta entrada encontrarás la lista de los 59 mejores Grupos y Comunidades de Marketing y Social Media en Google+ y Facebook. Difunde más y mejor tus publicaciones.