Contratar posicionamiento
Puntúa este post

¿Debemos contratar el posicionamiento de nuestra empresa?

En realidad, la pregunta podría ser: ¿podemos permitirnos no contratar el posicionamiento de nuestra empresa?.

Actualmente toda empresa que se plantea seriamente tener éxito en su negocio en Internet dedica parte de su presupuesto en publicidad on line al posicionamiento antes de entrar en Internet y mientras está en la Red.

Esto es así porque la competitividad es tan grande en Internet que contratar posicionamiento se ha convertido en una actividad tan común como hacer una página web interesante para los usuarios. Ambas cosas, además, van unidas ya que una página muy visitada asegura un número de clientes estable.

Dentro del presupuesto de posicionamiento de una empresa una parte muy importante es, sin duda, la dedicada al SEO. El SEO tiene costo, indudablemente, pero las ventajas que proporciona son suficientes a medio y largo plazo como para plantearse seriamente una campaña SEO para nuestra web. Dentro de las opciones posibles el más barato posicionamiento es el que se obtiene con SEO a medio y largo plazo y por eso es la estrategia de elección para muchas de las empresas que están en Internet.

Si lo dudamos es muy sencillo comprobarlo. Hagamos una búsqueda de los términos que definen nuestra web y veremos que hay muchas otras que están por encima de ella en posicionamiento. Si disponemos de las herramientas adecuadas, podremos analizar qué es lo que están haciendo para estar en las primeras posiciones en los buscadores y será también un buen ejercicio para saber qué necesitamos hacer en nuestra web. En más de un 90% de las ocasiones podremos comprobar que aplican SEO en su diseño y mantenimiento, mediante el uso de campañas de creación de enlaces.

Una vez que nos planteamos que necesitamos posicionar correctamente nuestra empresa debemos fijarnos en las tarifas de posicionamiento. Hay muchas opciones disponibles y muchas de ellas, seguramente, nos suenan ya. El pago por click, por ejemplo, es una de ellas. El problema está en que una vez que dejamos de pagar por los clicks nuestro índice de visitas cae en picado a menos que hagamos algo que mantenga nuestro posicionamiento. Para eso está el SEO. Podemos realizar un mix de ambas técnicas y asegurarnos una primera posición en los buscadores, por ejemplo.

El SEO, además de conseguirnos posicionamiento, nos asegura que las visitas que recibamos en nuestra web sean de calidad. Es decir, que sean visitas de usuarios realmente interesados en lo que tenemos que ofrecerles. Ya que una parte importante del SEO es la elección de las palabras clave que definen nuestra web frente a los buscadores, podemos emplearlas para dirigir hacia nosotros a los clientes que realmente nos interesan. En estos tiempos de crisis no estamos como para andar gastando clicks en usuarios no interesados, por lo que el SEO puede ser una manera también de controlar nuestro gasto en campañas. De este modo, contratar el posicionamiento puede ser mucho más barato de lo que esperábamos.

[shortcode-variables slug=”asesor”]